Mi?rcoles, 13 de junio de 2012

                                             

Poca broma, ¿eh?... Que en los momentos en que Europa está al borde del colapso financiero - con alguna excepción - que anden por ahí sueltos ¡78 millones de euros! no es ninguna tontería.

Parece ser que en el sorteo del Euromillón  del pasado viernes un boleto vendido en Inglaterra es el acreedor a tan sustancioso premio, pero, o el poseedor es millonario, o no quiere que los amigos de lo ajeno, la Hacienda Pública de Su Graciosa Majestad o los pesados vendedores de chalets de lujo o de pisos con dos terrazas se le acerquen a darle la tabarra.

También podría suceder que fuese un jubilado y lo tuviéramos en Benidorm disfrutando del pasado fin de semana, buscando piso aquí, o un ejecutivo/a de mediana edad que ha dejado todo lo que tenía y ahora se ha instalado en las Islas Vírgenes.

Pudiera haber sucedido, asimismo, que el o la propietaria hubiese extraviado el billete y no se atreviera a presentarse ante la administración del premio por temor a los pitorreos que sin duda se derivarían del hecho. ¡Pues buenos son los ingleses con unas cuantas pintas de cerveza en el cuerpo!.

¿Y si es una mujer?. No creo, mmm... Lo discretas que son las mujeres en asuntos de dinero lo tenemos en las ostentosas demostraciones de las millonarias al uso exhibiéndose en Ibiza con sus yates de lujo y navegando hasta la Costa Azul para demostrar en fiestorros y saraos varios su poderío no tan solo económico sino también sexual. Y es que estamos en verano (casi) y hay que airear ese body que la naturaleza les ha dado, con todas las consecuencias que se derivan del término "airear".

Es muy extraño que nadie se haya presentado a cobrar. ¿Y si ha fallecido de infarto y sus parientes no sabían que había jugado?. Por especular que no quede, que imaginación es lo que nos sobra.

El ganador viene a ser el sexto habitante de las Islas Británicas que acierta el premio gordo del sorteo en lo que va de año, lo cual, teniendo en cuenta la extensión de Europa y que hay jugadores no europeos, es una racha de buena suerte increíble, porque la ley de las probabilidades, que es la que dicen que manda en estos casos, no suele dar varios premios tan seguidos a un mismo territorio.

Cuentan el caso de una pareja de Nottingham, Alan y Kim Elliot, que el pasado 24 de marzo obtuvieron un premio de un millón en este mismo concurso, pero ¡ no se dieron cuenta has ta hace dos semanas ! pues se olvidaron de que habían enganchado el boleto en el frigo y ni se acordaban de el.

Ya se sabe que la fortuna, a la vez que veleidosa, es muy golosa, y atrae los curiosos al lado de los afortunados, para intentar sacarles aunque sea unos pocos cientos o miles. No hay persona mas apreciada que la que ha conseguido uno de esos premios: todos quieren ser sus amigos y desde el equipo de fútbol local a la discoteca de éxito, los quieren tener como patrocinadores o clientes, respectivamente, sin contar a sus vecinos que les animan para que organicen una comilona de las de una semana por lo menos, con la que hinchar sus gorronas panzas de cotillas, cuando el afortunado no había ganado nada y le ponían de vuelta y media.

Teniendo en cuenta todos esos detalles, y alguno más, no es de extrañar que el/la nuevo millonario se haya vuelto invisible y se mueva dentro del campo de la discreción mas absoluta. Cualquiera con dos dedos de frente también lo haría.

                                  

78 millones de euros buscan dueño

Se sabe que el boleto que el viernes resultó ganador de 78 millones de euros en el Euromillón se vendió en Inglaterra.Y no se sabe nada más. El dueño, sea quien sea, no ha aparecido todavía para reclamar su premio y unirse al cada vez más extenso club de británicos que se hacen millonarios gracias a este juego.

Cuaundo lo haga —si es que lo hace: de momento, ni eso se sabe—se convertirá en el sexto ciudadano de las islas británicas en hacerse con el premio gordo del concurso en lo que va de año. Estará, de hecho, entre otros grandes ganadores como Colin y Chris Weir, que el pasado julio se embolsaron unos 200 millones de euros, o ese hombre anónimo que ganó 139 millones en octubre de 2010. Un año después, en octubre de 2011, el matrimonio de Dave y Angela Dowes ingresó unos 124 millones.

¿Por qué no ha dado la cara este ganador? Explicaciones puede haber miles. Será por casos de personas que han encontrado boletos millonarios meses después de haber sido premiados. El pasado 23 de marzo, una pareja británica, Alan y Kim Elliott, de Nottingham, ganaron un millón precisamente en este mismo concurso… pero no se dieron cuenta hasta hace dos semanas cuando recordaron que habían dejado el afortunado boleto pegado en la nevera con un imán. En Escocia, un joven de 19 años llamado Ryan Kitching descubrió que había ganado 61.000 euros hacía semanas… cuando su madre le obligó a recoger su cuarto y en el proceso dio con el boleto. Y eso solo en el último mes.

[Relacionado: Una mujer gana la lotería dos veces en un día]

Mientras aparece esta persona y le ponemos cara, una opción sería entretenerse viendo cómo ha mejorado su status con esta victoria: con este tajo de los 155 millones que se sorteaban esta semana (el resto ha ido a parar a un ciudadano belga), el anónimo ganador se ha llevado más dinero que el que ha ganado Justin Bieber en todo 2011 (43,74 millones de euros según Forbes) y es más rico que una estrella del pop como Adele (a la que se le estiman unos 24,72 millones). Solo le superan longevos rockeros británicos como los hermanos Gallagher, de la difunta banda Oasis, que se supone que tienen unos 80 millones de euros.

Si finalmente descubrimos su identidad, es posible que sea para no verle nunca más. Eso le pasó a los Weir, los ganadores del mayor bote del Euromillón: en cuanto se hicieron con los 200 millones de euros (una fortuna que los ponía a la altura económica de los Beckham) tuvieron que desaparecer de su barrio e irse a un enclave desconocido para huir de las peticiones de dinero que les empezaron a llover de todas partes. Vecinos, desconocidos, el equipo de fútbol local, familiares… Todos querían un pellizco de su fortuna.

De momento, mientras el público espera a que se resuelvan estas incógnitas, la Lotería Nacional inglesa espera celebrarlo con el afortunado. "La suerte le sonríe a los británicos una vez más con este sexto ganador en lo que va de año", ha dicho una portavoz. "Estamos encantados de que haya sido así:tenemos el champán ya metido en un cubo de hielo y tenemos ganas de darle la bienvenida al ganador al club de millonarios de la Lotería Nacional".

Fuente: Yahoo UK

MAS NOTICIAS Y MULTIMEDIA en WFL news, el periódico digital con 2 ediciones diarias ( 8 de la mañana y 8 de la tarde ) http://paper.li/wizfun/1315752719# Y para quienes van mas allá de lo convencional:


Tags: sorteo, euromillón, ganador, 78 millones, incógnito

Publicado por wizfun @ 16:46  | LO COTIDIANO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios