Martes, 24 de abril de 2012

Para que luego digan que las ancianitas desvalidas son un  primor. Esta es una de esas noticias que nos hacen reflexionar y preguntarnos cosas. ¿Tan mal están las pensiones en el país de las barras y estrellas?. ¿Que secreta causa obliga a una anciana de 73 años a ponerse a trapichear con drogas?. ¿Son tan inocentes como aparentan los jubilados, o tienen mas peligro que los jóvenes?... Vayamos por partes: en primer lugar, no era una cuestión puntual puesto que llevaban meses investigándola porque - según cuentan - había llamado la atención de las autoridades que llegaron a sospechar que estaba involucrada en pequeñas ventas de droga (que le suministraban terceras personas) a los jóvenes de la localidad de Vinita, y que el hecho de que viviera en una granja le daba una mayor discreción al comercio. Pero nunca podían imaginar que al terminar la redada las fuerzas del órde tendrían ante sus narices nada menos que casi 2 kg de marihuana, 277.00 dólares y ¡ dos pistolas!.

                                       

Tal vez fuera porque toda la operación se llevó a cabo con el mayor sigilo, pero la Sra Mayes no se dió ni cuenta de que la policía estaba en su casa con una orden judicial y por mucho que intentó justificar los hallazgos como dinero que tenía guardado para su jubilación, etc. fue detenida y llevada a la comisaría, donde a las 11.45 de la noche ingresó en el calabozo. De fuentes oficiales se sabe que con su detención ha caído una de las mayores traficantes de la zona, puesto que de los estados limítrofes de Arkansas, Misouri y Kansas le llegarían los cargamentos que ella distribuíría desde su bucólico rincón a toda la demarcación. Para que luego digan que los viejecitos no sirven mas que para viajar con el INSERSO y pegarse bailoteos en los hogares de jubilados. Ahora me viene a la memoria aquella película del director español Juan Atienza protagonizada por José Isbert, Sara García y Carlo Pisacane titulada "Los Dinamiteros"(1963) en la que tres viejecitos deciden atracar la Mutualidad a la que acuden a cobrar su pensión, para lo que urden un plan para hacer volar la caja fuerte. Y eso en los tiempos en que se cobraban pensiones y había trabajo para todo el mundo. La explicación es que por aquel entonces estaba de moda el cine de atracos: Rififí, la réplica italiana humorística Rufufú, etc; y España se subió al carro de los atracos con esta nada despreciable producción, eso si, modesta, pero muy bien interpretada y con un ritmo encomiable. Cuidadito jóvenes pandilleros, que aquí están los de la tercera y cuarta edad que pueden dar mucha guerra si se lo proponen. ¡Rock and Roll!...

                                 

Detenida una traficante de 73 años en Oklahoma

Darlene Mayes no lo sabía cuando la policía se presentó en su granja de Oklahoma (Estados Unidos), pero hacía meses que la estaban investigando. Esta mujer de 73 años, pelo plateado y anteojos calificables como "de abuela" había llamado sin quererlo la atención de las autoridades porque sospechaban que podía estar involucrada en un pequeño negocio de narcotráfico. Según los cinco meses de investigación, habían llegado a sospechar que la septuagenaria podía estar cultivando o vendiendo un poco de marihuana a los jóvenes de la ciudad de Vinita.

Pero no. Cuando acabó la redada, cuando le hubieron incautado casi dos kilos de marihuana, unos 277.000 dólares (210.000 euros) en efectivo y dos pistolas, se dieron cuenta de que a quien habían detenido no era a una inocente abuela. Era una de las mayores narcotraficantes del estado de Oklahoma.

"Fue extremadamente sorprendente", confiesa el jefe de policía de Vinita, Bobby Floyd. "No hacíamos más que encontrar fajos de billetes y lo más sorprendente es que no estaban a buen recaudo. Estaban en armarios, bajo la cama… No estaban nada escondidos".

Mayes, lógicamente alterada por los hallazgos de la policía, intentó alegar que eran ahorros que ella había guardado para su jubilación. Fue inútil. Al poco fue llevada a comisaría y a las 11.45 de la noche hora local del lunes, fue encerrada. Lo que había ocurrido, explicaron las autoridades, no había sido un simple golpe. Mayes era una de las camellos (jerga para narcotraficantes) más eficientes del noreste de Oklahoma y se sospecha ahora que su influencia en el sector podía estar extendida en otros estados. "Creemos haber asestado un buen golpe al tráfico de drogas del norte de Oklahoma", ha dicho el sheriff del condado, Jimmy Sooter. "Estamos justo en la esquina del Estado. Tenemos a Arkansas, Missouri y Kansas al lado. Creemos que las drogas le llegaban de todas partes. Y creemos que ésta es una buena detención".

De hecho, estiman que el 40% de la marihuana que se vendía en ese área provenía directamente de Darlene Mayes. Ahora toca investigar a los contactos de la septuagenaria: se sospecha que puede tener una compleja red de traficantes, aunque lo normal sería que no se comunicara con ellos directamente. El hijo de la anciana, Jerry, es otro de los sospechosos y ha sido detenido.

Se desconoce cuánto tiempo ha disfrutado Mayes de la buena vida del gran narcotraficante, pero le ha valido para acumular cinco acusaciones distintas: posesión de marihuana, intención de distribuirla, mantener una casa en la que se compra o vende droga, posesión de un arma de fuego para cometer un delito y evasión de impuestos. Eso cuando ya no puede contar con el dinero que tenía en su casa: se va a destinar a programas anti-drogas por todo el condado en el que ella, antes, era la mandamás.

Fuente: Yahoo! US

 

MAS NOTICIAS Y MULTIMEDIA en WFL news, el periódico digital con 2 ediciones diarias ( 8 de la mañana y 8 de la tarde ) http://paper.li/wizfun/1315752719#

 

Y para quienes van mas allá de lo convencional:


Tags: anciana, oklahoma, traficante, drogas, detención

Publicado por wizfun @ 16:59  | LO COTIDIANO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios