Mi?rcoles, 14 de marzo de 2012

                                        

   Siento mucho tener que abundar sobre los peligros de las redes sociales como contenedores potenciales de trampas tanto para el ordenador como para el usuario. Parece que, dia si otro tambien ahí estan los spammers, hachkers y trolls para hacernos la vida imposible y, de paso, obligándonos a amortizar a abase de disgustos la inversión realizada en el aparatejo.

En parte, muchas de esas actuaciones fraudulentas se desarrollan gracias a que los incautos sirven de anzuelo para quienes ya tienen una cierta experiencia en la navegación y jamás abrirían un correo dudoso o picarian en la instalación de un determinado programa o aplicación o extensión sin saber a ciencia cierta su procedencia, pero que no dudan en hacerlo si la propuesta viene de un amigo muy amigo "que nunca me haria una mala pasada!.

Lo que ignoran es que ese amigo, a su vez, ha visto infectado su buzón por el mensaje de otro amigo que no le haría nunca una mala pasada, y así la cosa puede extenderse hasta el infinito, porque el número de amigos a veces es grande y no todos se conocen entre sí, con lo que la impunidad de los extorsionadores queda a salvo.

Debe tenerse mucha precaución, y no es cuestión del consabido: "... yo tengo un buen antivirus, y un excelente firewall que no permiten la entrada de nada que no me guste"...

Pues perdona chato/a, pero solamente con que permitas esa entrada del correo de tus amigos, "que nunca te harían una mala pasada", ya estas abriendo las puertas a los desconocidos que a través de esos amigos/as entrarán lo que les apetezca y más siempre que no tengas la precaución de llamar a tu amigo/a  por el móvil y preguntarles si te han enviado algo al correo. Y aún así existe la posibilidad de que algo se cuele a través de ofertas "inusuales" de los navegadores o las redes sociales, que te ofrecen widgets (aplicacioncitas) para hacer mas "navegable" tu aventura por Internet o para "facilitarte" las cosas con nuevas utilidades que te permitiran decirle  a los que te caen mal que NO TE GUSTAN mediante un toque de ratón en el "nuevo" botón NO ME GUSTA de Facebook, por ejemplo.

Ese botón ¡no existe!, y nunca Facebook, a pesar de que muchos usuarios han isistido, ha pensado en instalarlo, puesto que (es de lógica), al que no le guste alguien, con no tocar el ME GUSTA es suficiente. Otra cosa es la extorsión muy directa de quienes te ofrecen algo(canción,peli,etc) a cambio del toque en ese botón, lo cual entra dentro de la "filosofía" muy discutible del "si quieres algo dame algo" que rige nuestra sociedad consumista.

Así que mucha precaución y leed atentamente el artículo que, procedente de Iberoamérica- donde este tipo de acciones son de lo mas corriente - escribió Ariel Torres en el diario La Nación.

                                            

Ariel Torres LA NACION

Primero, lo importante: no existe un botón No me gusta en Facebook . La oferta que aparece en estos días en la versión en español del sitio, y que ya vimos en la versión en inglés el año pasado, es una estafa. No un virus, sino un engaño con fines de lucro.

Hace unas semanas la trampa pasaba una aplicación que nos daría la lista de las personas que nos habían bloqueado. ¿Quién no sentiría curiosidad por saber algo así? Pero antes de darnos la supuesta lista se nos pedía acceso a los datos de nuestro perfil de Facebook y una dirección de correo electrónico personal para enviarnos un mensaje cada vez que se detectara que alguien nos había bloqueado. Luego nos conducía a una encuesta, es decir, a un sitio externo. Una vez que caíamos en la trampa, nuestro perfil empezaba a enviar a nuestros amigos la misma invitación malintencionada, en nuestro nombre, pero de forma subrepticia.

Para el ojo entrenado, las maniobras fraudulentas son obvias: acceder a nuestros datos de perfil, sacarnos una dirección de mail, llevarnos a un sitio externo (ésta es la parte que le paga dinero al pirata) donde, eventualmente, nos harán instalar un jueguito que, a no dudarlo, contiene alguna clase de virus.

Como los temas de seguridad no suelen ser los más populares e Internet es todavía joven -muchas personas se conectan desde hace poco y sin demasiada experiencia informática previa- estas tácticas de estafa burda hacen caer a una gran cantidad de usuarios incautos.

El botón No me gusta actúa de una manera semejante, y forma parte de una larga lista de engaños que han llegado a Facebook y cuya función es hacer spam o publicidad no deseada. Los controles de esta red social sobre sus aplicaciones, es evidente, no están dando resultado.

La trampa del botón No me gusta empieza cuando un amigo publica en nuestro Muro (sic): "Que bien, Facebook ha puesto por fin el boton NO ME GUSTA, si quieres tenerlo tu tambien pulsa en el boton que sale aqui abajo, que dice Instalar NO ME GUSTA".

El planteo es muy sospechoso por tres motivos. Primero, porque cuando Facebook activa una nueva función no nos avisa por medio de nuestros amigos. O la instala directamente, como fue el caso del botón Me gusta , o nos lo informa sin intermediarios, como hizo con Mensajes de Facebook . Segundo, y quizá más importante, si el botón Me gusta original no tiene -ni necesita- una aplicación aparte, ¿por qué sí la requiere éste? Tercero, ¿desde cuándo ese amigo que jamás publicaba en nuestro Muro, mucho menos para contarnos sobre una nueva función de Facebook , ahora se ha puesto tan solícito?

Pese a los síntomas de que hay gato encerrado, la historia recién empieza. Aceptadas las condiciones leoninas de la aplicación, se nos instruye (y esto es increíble) a copiar y pegar la dirección fraudulenta que nos conducirá a la página externa de spam . También puede solicitársenos instalar un software.

Las variaciones de esta técnica son muchas y cada una sufre modificaciones a medida que Facebook las detecta y elimina, normalmente cuando ya se han infectado miles de cuentas. Si ya se instaló el botón No me gusta , es hora de quitarlo por medio de Cuenta > Configuración de la privacidad > Aplicaciones y sitios web > Aplicaciones que utilizas > Eliminar .

CLAVES

Spam, no un virus: el botón No me gusta no es un virus, sino una maniobra para hacer spam (publicidad no solicitada).

Riesgo: en algunos casos puede llevar al usuario a una página web que intentará instalar un virus en la PC.

Recomendación: para evitar la trampa, no debe instalarse la aplicación Botón NO ME GUSTA.

Diversidad: hay variaciones de esta estafa. En la nota se refleja la que estaba activa ayer.

Desinstalación: si ya se lo instaló, se lo puede quitar por medio de Cuenta> Configuración de la privacidad> Aplicaciones y sitios web> Aplicaciones que utilizas> Eliminar


Tags: botones, facebook, no me gusta, falsos, prevenir

Publicado por wizfun @ 17:14  | TECNOLOG?A
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios