Mi?rcoles, 22 de febrero de 2012

                                         Party : Group of friends cheering with glasses of champagne Stock Photo  

MI amigo Andrés era un sostras en muchos aspectos de su vida, menos en los estudios; ahí si desarrollaba toda su capacidad de lumbrera para dejar con la boca abierta a profesores y compañeros.

Era tal su facilidad para memorizar, recordar y deducir, que se alzo con el Honoris Causae a los 18 añitos. Sin embargo, para sus cosas era un tanto negado. Y entre esas cosas estaba el sexo. Las conversaciones sobre sexo con él durában hasta altas horas de la madrugada (eran tiempos de estudiantes, y ya se sabe...) y casi todo el tiempo lo empleábamos en responder a sus preguntas. Estaba pez, el pobre. Y por mucho que lo intentaba no conseguía mas que alguna que otra risotada compasiva por parte de la universitaria de turno que no estaba para perder el tiempo con tímidos o inexpertos. Era un caso.

Y digo era, porque actualmente Andresín es un señor casado y con prole; lo cual demuestra que al fín aprendió. Siempre recordamos con jolgorio aquella vez en que nuestro amigo, en una fiesta privada, llevaba tal toña encima, que al llegar el momento del tema: ¡por fín! había convencido a una chiquita muy risueña, que se paseaba con la mini subida hasta lo indecible, para irse a una de las habitaciones, decía, cuando estaban ya tumbados en la cama y el intentaba colocar el preservativo, a pesar de los mil y un retortijones corporales (ríanse del kama-sutra) no pudo.

No pudo colocarse el preservativo, ni ella tampoco. ¡Que imágen!, cuando nos llamó a gritos  pidiendo auxilio. No se me olvidará nunca. Seguramente con la ayuda del nuevo invento de la industria del latex, Andresín no hubiera hecho el ridículo mas espàntoso de su vida: la chiquita llorando y el soltando tacos con su media lengua de trompa. ¡Oh!... que cuadro. Para mostrarlo en una exposición.

Pero los tiempos han avanzado una barbaridad y ahora hasta los mas torpes podrán disfriutar del sexo seguro en cualquier circunstancia. Señoras, señores ha nacido el preservativo para torpes... o para situaciones... digamos apuradas. Mi recuerdo mas cariñoso para Andrés y Chari.

                            Party : Group of friends cheering with glasses of champagne Stock Photo

Para aquellas ocasiones que, ya sea por los nervios o por la excesiva cantidad de alcohol en sangre, resulte especialmente difícil ponerse el condón, acaban de crear un preservativoespecial. Gracias a un par de tiras laterales consigue colocarse con más facilidad y rapidez.

El invento es simple a la par que ingenioso. El profiláctico dispone de dos tiras del mismo material que despliegan el condón sobre el pene más fácilmente al estar enrollados desde la primera vuelta. De esta manera con ponerlo sobre el prepucio y tirar de las dos pestañas, el condón se desliza automáticamente sobre el pene erecto evitando posibles enganches o problemas en la colocación.

Este condón está fabricado en latex como cualquiera de los que normalmente se adquieren en la farmacia. Se llama Sensis Condoms y, de momento, en todo Estados Unidos, sus ventas no superan los dos millones de profilácticos. Se puede comprar a través de Internet por distintos canales como Amazon, drugstore.com o soap.com.

 

MAS NOTICIAS CURIOSAS en WFL news, el periódico digital multimedia con 2 ediciones diarias ( 8 de la mañana y 8 de la tarde )

http://paper.li/wizfun/1315752719#


Tags: perservativos, nuevos, manos, torpes

Publicado por wizfun @ 16:11  | LO COTIDIANO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios