Viernes, 30 de abril de 2010

Hay que confundir a la confusión para que esta confusión deje de ser confusa. Piensa esto y te darás cuenta de que es cierto. Cuando uno esta confuso debe confundir a la misma confusión (debe engañarla) y entonces ésta dejara de ser confusa y por tanto confusión, porque, al no entender nada, la mente confusa dejara de funcionar y por tanto la confusión se evaporará. Así que el método a seguir es el de “CONFUNDIR A LA CONFUSION” y que conste que no es doctrina de Confucio (dicho sea con el mayor respeto). Otra forma de “confundir a la confusión” es dejarla en el espacio o el estado mental libre de pensamientos. Ahí si que la confusión no tiene nada que hacer.

¡Ah!, y que nadie me salga con la manida gracia: “Me has dejado confuso, infuso”, o algo por el estilo, que no cuela.


Tags: confusión, surrealismo, filosofía, confundir, mente

Publicado por wizfun @ 10:36  | OPINION
Comentarios (0)
Comentarios