Martes, 08 de diciembre de 2009

   Estamos a las puertas del acontecimiento(dicen) mas importante del milenio: La Cumbre de Copenhague sobre Medio Ambiente en que los líderes mundiales “debatirán” - a la par que se atiborrarán en mesas bien repletas - acerca de lo que ya debería ser una realidad palpable desde hace mucho tiempo.

 Cuando hace mas de treinta años lanzaba al viento desde varias plataformas mediáticas, entre otras muchas cosas, que si la sociedad seguía por ese camino, con el tiempo, nos tendríamos que apretar el cinturón, hubo mucha gente - la mayoría - que me tildaron de loco: “Ese tío está majareta”. “Déjalo, que no se entera”, “¿Cómo vamos a consentir que eso pase? Con lo inteligentes que somos los humanos seguro que encontramos la manera de hacer frente a todo lo que nos ocurra, ¡en caso de que ocurraaa!”. “De peores hemos salido”... etc. etc. etc.

Es el clásico: “ No puede ser verdad porque todo el mundo piensa lo contrario, y tanta gente no puede equivocarse”. Pues ¡SE EQUIVOCABAN! Tanta gente. Todos los listillos. Todos los bocazas se E-QUI-VO-CA-BAN.

    Desde entonces ha llovido mucho y han sucedido multitud de cosas en todos los sentidos, pero lo realmente importante para mí es que ¡tenía razón! El majareta, el que no se enteraba, por desgracia ¡TENÍA RAZON!.

   Si haciendo caso de las opiniones y las risas hubiese abandonado la militancia medioambiental y me hubiese unido a lo que la inmensa mayoría - aquí los otros éramos cuatro- creía juntando manos, ahora tendría la conciencia dándome toques a cada momento. En lugar de eso puedo levantar la cabeza y decir ¡¡ JA!!

. Y todos aquellos que se rieron, o despotricaron, o dudaron de mi salud mental, ¡¡JA!!.

   Repito que soy el primero en lamentar lo que sucede; pero también puedo decir mirando de frente que he puesto todos los medios a mi alcance para que eso no ocurriese.

Si hubiese usado y abusado de combustibles fósiles; si hubiese quemado bosques o si hubiese talado indiscriminadamente árboles en selvas lejanas - y no tan lejanas -   si hubiese hecho uso a tutiplé de los fluocarbonados; si hubiese tenido aparatos y luces encendidas día y noche sin medida; si hubiese tirado basuras en cualquier lugar o vertido materiales tóxicos o pescado y cazado hasta hartarme piezas que no necesitaba o contaminado las aguas o los campos con productos venenosos, o hubiese favorecido la desertización descuidando las tierras que no me interesaban, o construido donde me hubiese dado la gana sin tener en cuenta el entorno, o tuviese cinco coches necesitando solo uno, o hubiese acudido a o patrocinado la salvaje quema de combustible en competiciones automovilísticas, o me hubiese duchado y bañado hasta cinco o mas veces al día despilfarrando el agua a manos llenas, ahora tendría que morderme la lengua y callar. Pero como no soy responsable de ninguna de esas acciones ahora puedo escribir lo que escribo y hasta gritarlo bien alto.

¡Ah! y con la tranquilidad de que ABSOLUTAMENTE NADIE puede tacharme de oportunista, que esa es otra. Porque ahora que ya es un hecho consumado lo fácil es subirse al carro del “salvemos el planeta a toda costa” de los que nunca hicieron nada para ello y se reían de quienes lo hacíamos.

   Que conste que no me alegro por el Planeta ni por sus futuros habitantes. Pero sí por aquellos que juzgan a los demás por sistema y sin tener datos suficientes.

 Ni soy un visionario ni lo pretendo; ni tan siquiera un entendido en materia ecológica - cuatro nociones - pero ¡hombreee!... si es ¡que se veía veniiir! Si la tecnología está muy bien pero también lo está el sentido común que, por cierto, ha salvado de catástrofes a la humanidad en más de una ocasión.

Todo el mundo pensaba que los desastres - si es que llegaban - tendrían lugar a muy, muy, largo plazo.

¡Pues no! ¡Ya estamos totalmente inmersos en la punta del iceberg! Porque éstos son tan solo los primeros síntomas de una catástrofe de proporciones gigantescas a nivel planetario. ¡PLA-NE-TA-RIO!.

Que no somos todos solamente Hacienda. El Planeta también lo formamos todos. Y esto se va a la m... si TODOS no nos ponemos de acuerdo y actuamos.  Pero no algunos como hasta ahora; o los gobiernos o las multinacionales... ¡ABSOLUTAMENTE TODOS! Desde ahora mismo. No mañana ni el mes que viene ni el año que viene (en Marienbad), sino ¡YA, joder! ¿Tan difícil es de entender?

   Y que no me vengan los poderes públicos con que se necesitan unas infraestructuras y unos equipamientos que llevan tiempo y bla... bla... bla..., porque de inteligentes es prever con cierta anticipación el futuro sobre todo cuando este pinta tan mal, y porque cuando el protocolo de Kyoto y otras “reuniones” de los líderes mundiales con respecto al Medio Ambiente, se dejaron para mas adelante muchas cosas y la mayoría se han diluido en el olvido; es más, algunas incluso han ido a peor.

   Así que, señores dejémonos de excusas, aprendamos de nuestros errores pasados - que han sido, en buena parte suyos - empecemos en serio a trabajar, y tengamos en cuenta que cada segundo que pasa varias especies de la flora y la fauna desaparecen irreversiblemente.

   Esto no es catastrofismo. Es un hecho flagrante.

 

Y por si álguien es tan duro de mollera que todavía no se cree eso de que o se pone solución inmediata o se va todo a hacer puñetas, vaya este trailer del film HOME, sobre medio ambiente, que se estrenó el pasado Junio y que en otros paises ha tenido una cierta repercusión, que ya publicamos en verano en este mismo blog. En los 200.000 años que llevamos los hombres sobre la tierra hemos roto el equilibrio que durante casi cuatro mil millones de años de evolución se había establecido en el planeta. El precio que debemos pagar es alto, pero es demasiado tarde para ser pesimistas: la humanidad dispones apenas de diez años para invertir la tendencia, darse cuenta del grado de expolio de la riqueza de la Tierra y cambiar su modelo de consumo.HOME es un largometraje dirigido por Yann Arthus-Bertrand y coproducido por Europa Corp(Estudio de Luc Besson) y Elzévir Films con el apoyo de PPR.HOME se compone de imágenes aéreas que abarcan los temas medioambientales mas importantes, diciéndonos a la vez, que aún existen soluciones.

Tags: medio ambiente, cumbre, copenhague, acuerdos, planeta, urgencia

Publicado por wizfun @ 10:45  | OPINION
Comentarios (0)
Comentarios